• 28 noviembre 2021 10:21

EL PRIMER BOSQUE-HOSPITAL DEL MUNDO CUMPLE UN AÑO.

PorHispanidad Radio

Mar 16, 2021
Hispanidad Radio
  

No es ninguna novedad que los espacios naturales son elementos que mejoran los problemas de salud emocional. Desde hace muchos años los japoneses inciden en los, incontables, beneficios que las zonas provistas de arboleda proporcionan a personas que sufren stress, ansiedad y otras patologías propias de la, estresante, vida laboral y personal que gran parte de la población humana se ve abocada a soportar en su día a día.

Este concepto, oriental, denominado Shinrin Yoku (Baño de Bosque), se lleva a cabo en más de 50 espacios arbolados del país del sol naciente.

Lo que resulta novedoso es que en Doñana-Huelva, ya llevan un año trabajando, día a día, en un concepto iniciático al que sus creadoras han bautizado como “Bosque-Hospital”.

En dicho espacio se llevan a cabo actividades y ofertas tan significativas como terapias para afectados por fibromialgia, personas sordo-ciegas, programas de autoestima y fortalecimiento emocional para mujeres afectadas por cáncer de mama y, por supuesto, el proyecto “Doctor Burro” una idea de apoyo con asnos al personal sanitario afectados por la presión diaria en su lucha contra la COVID 19.

Esa es la diferencia respecto al Shinrin Yoku: La especialización y atención diferenciada respecto a las patologías y situaciones de cada colectivo.

Reseñar que los grupos de pacientes que precisan una atención muy especializada ya desarrollan la actividad con sus propios terapeutas titulados.

La iniciativa es idea de un grupo de mujeres onubenses que, usando la infraestructura y medios de la Asociación medioambiental “El Burrito Feliz” de Hinojos-Huelva están consiguiendo un, más que destacable, seguimiento mediático.

  Sobre todo, después de que diversos medios de comunicación y agencias internacionales consideren este proyecto español como una de las mejores ideas, que se han puesto en marcha, para fortalecer mentalmente a los colectivos que se enfrentan a la pandemia.

  “Policías y Guardias Civiles podrán incorporarse, en breve, a las terapias de fortalecimiento emocional, como ya lo hacen, desde hace meses, los sanitarios”

En unos días el Proyecto ¨ Bosque-Hospital” será presentado a las instituciones andaluzas y todo el equipo de trabajo se muestra esperanzado en poder conseguir algún apoyo, sobre todo en material, para aumentar la oferta de posibilidades terapéuticas.

 Estas nuevas ofertas se traducirán, según las creadoras de la idea, en actividades de yoga bajo los árboles, terapia de pintura en bosque y paseos nocturnos por senderos naturales. Pero su aspiración es que, en un futuro, este bosque cuente con infraestructuras que permitan atención médica a personas derivadas desde hospitales y centros hospitalarios.

 De esta forma España sería la primera nación en contar con un, verdadero, hospital inmerso en un espacio natural. Aquí los pacientes llevarían a cabo todas las actividades, incluso las consultas médicas, sentados en troncos de árboles, disfrutando la fragancia de flores frescas y escuchando el canto alegre de la enorme variedad de pájaros que habitan en este entorno.

 Esta posibilidad podría parecer estrambótica hace un año, pero después de los resultados que se han conseguido en solo unos meses la aspiración se convierte en una oferta ilusionante y, del todo, viable.

  Tanto es así que la idea del apoyo a sanitarios con asnos ha seducido a mas colectivos, y ante algunas solicitudes al respecto, dentro de un mes incluirán en sus programaciones a los cuerpos de seguridad del estado (policías y guardias civiles) para que puedan acceder, al igual que los sanitarios, a programas gratuitos de mejora emocional.