• 21 enero 2022 13:34

LA INVESTIGACIÓN DE LA UHU DE LAS PISADAS DE NEANDERTALES EN MATALASCAÑAS, ENTRE LOS SIETE DESCUBRIMIENTOS MÁS IMPORTANTES DE 2021 PARA PLOS

PorHispanidad Radio

Ene 2, 2022
Hispanidad Radio
  

El blog de la comunidad científica destaca la antigüedad de las pisadas y la información sobre el comportamiento de estos individuos que ha proporcionado el yacimiento.

Con la finalización de 2021, PLOS a través de su blog ha realizado una lista con los descubrimientos más importantes de este año relacionados con la evolución humana.  Entre ellos, ha seleccionado y destacado la investigación del equipo liderado por el investigador y catedrático de Paleontología de la UHU Eduardo Mayoral en el que lograron identificar las huellas más antiguas del Pleistoceno Superior de todo el mundo en el yacimiento de Matalascañas. 

PLOS es el proyecto de la comunidad científica internacional de acceso abierto sin fines de lucro que permite a los investigadores acelerar el progreso en la ciencia y la medicina al liderar una transformación en la comunicación de la investigación. En esta ocasión ha elaborado esta lista en la que se ha destacado descubrimientos de trece países diferentes en cinco continentes. Los autores del artículo Ryan McRae y  Briana Pobiner han destacado del hallazgo del equipo de la Onubense, no solo la edad del mismo, sino las nuevas aportaciones sobre el comportamiento de nuestros ancestros, tal y como señalan, “las huellas fosilizadas nos brindan evidencias directas de los organismos productores en un lugar específico en un momento concreto». 

Para el catedrático de Paleontología de la UHU Eduardo Mayoral supone «un importante reconocimiento al trabajo que hemos y seguimos realizando en la zona, ya que el estudio no está cerrado debido a que es un yacimiento que nos está proporcionando mucha información y está abriendo otras líneas de investigación que muy pronto publicaremos». 

Mayoral ha subrayado, además, que las nuevas investigaciones están aportando datos nuevos como que «la mayoría de las pisadas pertenecen a niños y adolescentes, lo que nos puede aportar datos muy interesantes acerca del papel que podrían desempeñar estos individuos más jóvenes en cuanto al aprendizaje y su participación activa, en definitiva, sobre el comportamiento cultural y social de los homínidos.

Por otro lado, comparte que, «situar en el tiempo las pisadas es muy importante, pero también lo es toda la información sobre el comportamiento, las formas de vida y cómo era su día a día, lo que poco a poco nos está ofreciendo este yacimiento». 

El Grupo de Investigación RNM 276 Geociencias Aplicadas de la Universidad de Huelva ha sido el encargado de identificar las pisadas más antiguas del Pleistoceno Superior de todo el mundo, un hallazgo que ha sido publicado en la prestigiosa revista Nature Scientific Reports.

Tal y como ha recordado Mayoral «en una primera observación se detectaron un gran número de huellas fósiles de animales, pero tras una investigación más exhaustiva detectamos huellas de origen humano». Estas huellas, las más importantes del yacimiento, fueron inicialmente pasadas por alto por otros equipos que lo han investigado. Tras el descubrimiento y debido a su posible origen, el equipo se puso en contacto con investigadores de la Universidad de Río Negro en Argentina y del Museo de Historia Natural del Hombre Prehistórico (MNHN) de París que habían trabajado ya con otros yacimientos similares, corroborando que esas huellas evidenciaban la presencia de estos homínidos en la zona de Doñana.  

Según detalla Mayoral, se han podido medir e identificar, hasta la fecha, 87 pisadas de Neandertales «muy bien conservadas y de varios individuos». Además del hallazgo en sí, los miembros del equipo de la Onubense, completado por Juan A. Morales, Ana Santos y Antonio Rodríguez-Ramírez, además de otros colaboradores externos a la universidad como Ignacio Díaz-Martínez, Jeremy Duveau, Ricardo Díaz-Delgado y L. Alfonso Morales, han ido aportando datos muy significativos sobre el comportamiento de estos homínidos. Uno de los más importantes es que se no se trata de una zona de paso o de migración, sino que se podría hablar de un asentamiento cercano. «En un primer análisis observamos que las huellas se encontraban en la orilla de lo que antes debió de ser una especie de laguna desarrollada entre dunas, por lo que, seguramente, estaban pescando o cazando, ya que todo apunta a que, podría ser incluso, una zona de marisqueo», explica el investigador de la UHU. 

Los neandertales, como explica Mayoral, eran cazadores- recolectores, grupos que se movían, por lo que su modus operandi era la caza y la recolección, de tal forma que aquí podríamos tener las pruebas de que este lugar pudiera ser una zona de caza o de marisqueo próximo a algún asentamiento. 

El artículo entero se puede leer en: 

https://scicomm-plos-org.translate.goog/2021/12/17/top-7-discoveries-in-human-evolution-2021-edition/?_x_tr_sl=en&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=es&_x_tr_pto=sc